Subir
23 May

De aquí para allá, de Hebe Uhart

Hebe Uhart

de aquí para alláDe aquí para allá es un pequeño libro de crónicas sobre comunidades indígenas de la escritora argentina Hebe Uhart, publicado por Adriana Hidalgo editora. Ya el prólogo —escrito también por Uhart— nos advierte de la mezcla de la que está hecho este mundo, de la convivencia de la tecnología con la tradición.

El libro se articula en diez crónicas que recogen, con un lenguaje sencillo y certero, las distintas comunidades indígenas que habitan parte de América del Sur. Así pues, en «Yo sabía», visitamos la comunidad charrúa; en «Chacu», los toba o chacu; los otavaleños en «Ecuador: Quito y Otavando»; o los wayuu en «Los Guajiros». Como decía, desde el principio la autora nos hace partícipes de esa mezcla, que no sólo es cultural sino también lingüística y costumbrista: lo vemos en los localismos, los hábitos, las ceremonias… Me han llamado especialmente la atención las semejanzas de los distintos pueblos en la ritualización de la primera menstruación de la mujer, así como la descripción, en «El Chaco salteño», del enamoramiento de los jóvenes siguiendo el mismo comportamiento que los pájaros. Pero en las comunidades indígenas no sólo se presta atención a ritos antiguos, sino que también se intenta dar visibilidad a los problemas y a las lógicas culturas de hoy. De esta manera, hallamos una radio eminentemente indígena, actitudes contrarias al sometimiento como el rapado de los jóvenes o, en «La selva de Lima», el poder que han adquirido las diferentes etnias, a diferencia de los blancos y mestizos: «Me alojo en el hotel “Indio Inn”, sus propietarios son indígenas y tienen otra sucursal, muy bien atendido, con buen restaurante, está puesto y decorado con elegancia, los dueños son indígenas y los empleados, mestizos. No tienen ningún problema en ponerle el nombre “Indio” porque ya no es despectivo, es triunfante».

De aquí para allá no es el único libro de crónicas de la autora, que cuenta ya en su haber con Viajera crónica, Visto y oído o De la Patagonia a México. La argentina es un perfecto testigo de lo que va encontrando a su paso, observa y plasma con una excelente soltura los contrastes y la riqueza de un mundo que siempre parece diferente. Un mundo en el que asoma la tecnología, pero en el que también se mantiene la lengua quechua. Quizás es importante decir aquí que Uhart no sólo trata del presente, pues con frecuencia hace referencia a lo que sucedió en el pasado, a la historia, incluso citando libros que ha leído. Por lo tanto, podríamos decir que es un viaje en el presente, pero que tiene en cuenta el curso de la historia.

Me parece que la autora intenta ofrecer una panorámica completa de las tribus (comunidades indígenas) que visita; es decir, no sólo las presenta, sino también nos dice cómo cambian y qué relación hay entre las diferentes comunidades que conviven en un mismo espacio. La observación tiene bastante finura y está realizada de manera que invita a la lectura. A veces, procede con un distanciamiento no exento de ironía, casi siempre con humor, manejando con maestría el contraste y con giros inesperados: «En la plaza de Amaicha hay negocios chicos con carteles, pintados de color natural con una base marrón, todos tienen un escalón para acceder y al verlos uno se imagina lo que debieron ser las casas de comercio en el virreinato [sic.]. El color de las casas pega con el de los cerros. En los carteles se lee: “Pollería Virgen del Valle”; “Drugstore Las churritas”, y un anuncio, “Cardiólogo, clínica médica. Atención en la casa del señor Roque Pastrana”».

Podría decirse que tiene una prosa que dibuja más que narra: la visualidad parece marcar el carácter en su narrativa. Su estilo es brillante y rápido —muy argentino, por decirlo así—, captando con facilidad la atención del lector.

Ernestina González Causse

Licenciada en Historia del Arte y profesora de esta disciplina. Se ha dedicado con preferencia a aquellas realidades cuyo contenido es fundamentalmente estético: arte, literatura, fotografía, música y cine. Ejemplo de esta dedicación son tanto su blog, La letra con salsa entra, en el que se aúna la reflexión sobre la belleza con la alimentación, cuanto su colaboración en Comida’s Magazine, revista en la que escribe y para la que hace fotografías. Actualmente, esta inmersa en un proyecto fotográfico y realiza colaboraciones literarias.

Todavía no hay comentarios

¡Danos tu opinión!