Subir
3 Mar

Tratado de la infidelidad, de Julián Herbert y León Plascencia

herbert plasencia

9788416665631-1-624x1123 (1)No me canso de repetir que el gran valor de las editoriales independientes españolas es la capacidad para editar todo eso que los grandes grupos obvian por el motivo que sea. En esas anda la editorial Malpaso, que ha recuperado Tratado de la infidelidad, de los mexicanos Julián Herbert y León Plasencia Ñol. Este libro es una premiada colección de relatos que data del año 2008 inexplicablemente inédito en nuestro país. Herbert es una figura conocida en España, ha sido ganador del otrora prestigioso Premio Jaén de Novela con la sobrecogedora obra Canción de Tumb, publicada en España por Literatura Random House, y otras de sus obras han sido publicadas en distintas editoriales. El éxito de la narrativa norteña mexicana, junto con autores como Yuri Herrera, ha favorecido el reconocimiento de su obra en países como España. Plasencia Ñol no había sido publicado en nuestro país y creo que después de esta obra no harían mal las editoriales de nuestro país en llenar ese vacío.

Tratado de la infidelidad es un libro de cuentos cuyo denominador común sería la exploración de las distintas representaciones de la vida. El lector se va a encontrar con una amplia gama de personajes que, dominados por distintas circunstancias y pasiones, son narrados con acierto por los autores. El tono es uno de los puntos a favor del libro. Cada relato tiene un enfoque distinto aunque siempre con un halo de melancolía impregnado de un humor muy peculiar, que está presente en la práctica totalidad de los relatos, con la excepción del último, y que se mueve en diversos registros que van de la ironía al humor negro pasando por la parodia. Hay chistes sutiles, autorreferencias, bromas literarias (impagable mención al Crack y sus novelas «europeas») y comentarios grotescos que resultarán familiares a los habituales de la literatura mexicana. En cualquier caso, la obra no busca ser un catálogo del humor sino más bien un retrato parcial de la incierta condición humana donde lejos de la seriedad y el rigor se acaba optando por el ridículo y el fracaso. Es ahí donde mejor se muestran los autores que a partir de la anécdota, el recuerdo o una fotografía son capaces de extraer lo mejor y lo peor de personajes que se antojan únicos en su especie a la par que familiares. Sexo, pasión, infidelidad o enfermedad son los temas principales de unas narraciones breves pero en absoluto raquíticas.

Resulta sorprendente ver a Herbert optar por escenarios internacionales, alejados del norte de México, donde suele enmarcar sus obras. Este es uno de los aspectos donde se puede apreciar la influencia de Plasencia Ñol. El lector viaja desde una crepuscular y apasionada Lisboa a una noctámbula Seúl, pasando por un Tokio desdibujado. En los relatos se impone un estilo parco e irónico que remite a otras narraciones de Julián Herbert, donde el peso de la narración lo llevan los diálogos entre los personajes y la acción se construye a partir de estos. Las descripciones son más evocadoras que aclaratorias, algo que agradece el lector. La narración fluye gracias a una escritura precisa y ágil. El libro tiene una división en tres partes: la primera corresponde a relatos de corte más intimista mientras que en la segunda encontramos dos cuentos desafiantes, inquietantes y de difícil clasificación, en fuerte contraste con los leídos anteriormente. La tercera parte, titulada «Casi una novela», consta de tres cuentos con un protagonista común, de ahí que el titulo resulte muy revelador. Estos relatos son diferentes entre sí, destaca la vitalidad de los dos primeros frente a la tristeza y el desasosiego del último, cuya elección final no acaba de convencer. No creo que sea el mejor cierre posible ya que rompe el tono general del libro.

Tratado de la infidelidad es una buena colección de cuentos. Hay una indagación en lo formal acompañada de una variedad temática muy bien planteada. Herbert y Plasencia Ñol se mueven con soltura narrando los pequeños detalles de la vida. Sin sobresaltos, de forma pausada, van construyendo relatos que dibujan los pequeños triunfos y miserias del ser humano. Como la vida misma.

Enrique León

Nacido en Sevilla y Licenciado en Historia por la Universidad de Sevilla. En esa misma institución cursa el Máster de Enseñanza Secundaria y el Máster de Estudios Americanos. Actualmente es doctorando en Literatura Hispanoamericana con una tesis sobre literatura centroamericana. Lector desde siempre, en los últimos tiempos también escribe reseñas de narrativa hispanoamericana contemporánea. Es el responsable del blog Fondo de Lectura (fondodelectura.wordpress.com).

¡Danos tu opinión!